IPEP de HUELVA

INSTITUTO PROVINCIAL DE EDUCACIÓN PERMANENTE

En línea

Tenemos 76 visitantes y ningun miembro en Línea

Lo más leído

Buscar

QR

Este es nuestro QR

qr ipephuelva

Recuerda que debes usar en el móvil un lector de QR

Jornada de Puertas Abiertas de la Universidad 2015

 

Jornada de Puertas Abiertas de la Universidadhuelva2


     El día 19 de febrero a las 9:15h,  el alumnado de 2º de Bachillerato y Acceso a mayores de 25 está invitado a participar en las Jornadas de puertas abiertas de la Universidad. La orientadora del Centro y el tutor de 2º os esperan en el edificio Jacobo del Barco, que está delante de la plaza que se ve en la imagen que acompaña a esta noticia. 

     Os informarán de  todas las carreras que se estudian en Huelva, de las salidas profesionales que ofrecen las distintas titulaciones y de todos los servicios de la Universidad. También  tendréis la posibilidad de hablar con el profesorado y el alumnado de los distintos grados. No faltéis, sobre todo si pensáis seguir estudios después de Bachillerato.

 

National...

www.nationalgeographic.com.es - Últimas noticias

www.nationalgeographic.com.es - Últimas noticias
  • El oso panda actual (Ailuropoda melanoleuca), cuya población total es inferior a los 2.500 individuos, se separó genéticamente de sus parientes más cercanos, los otros osos, hace unos 20 millones de años. Unos investigadores chinos han conseguido secuenciar el genoma mitocondrial completo de un espécimen de panda gigante de unos 22.000 años de antigüedad, procedente de la cueva Cizhutuo, en la región autónoma de Guangxi, en el sur de China, donde actualmente no hay pandas gigantes en estado salvaje. El estudio, publicado ayer en Current Biology, demuestra que este antiguo panda se separó de los actuales pandas hace entre 144.000 y 227.000 años y sugiere que perteneció a un grupo distinto no existente hoy en día.El genoma mitocondrial que ha sido secuenciado representa la evidencia de ADN más antigua de los pandas. "Usando una secuencia de genoma mitocondrial única y completa hemos descubierto un linaje mitocondrial diferente que sugiere que el panda de Cizhutuo, aunque genéticamente está más estrechamente relacionado con los pandas actuales que con otros osos, presenta una historia profunda y separada del antepasado común de los actuales pandas", dice Qiaomei Fu, de la Academia China de las Ciencias y coautor del estudio. El análisis demuestra, por tanto, que hace unos 183.000 años se produjo la separación entre el panda de Cizhutuo y el antepasado de los pandas actuales. "Esto realmente subraya la necesidad de secuenciar más ADN de pandas antiguos para entender cómo cambió a través del tiempo su diversidad genética hasta su existencia actual en un hábitat mucho más restringido y fragmentado", añade.

  • De vez en cuando los cantos de un solista que está ensayando se cuelan por los exuberantes aviarios del Umgeni River Bird Park. ¿Y quién es la prima donna en cuestión? Una amazona frentiazul llamada Molly que aprendió a hacer escalas de su antiguo dueño. Muchos de los loros y aves afines que hay en este zoo y centro de cría de Durban, en Sudáfrica, son ejemplares rescatados, abandonados por gente no preparada para las dificultades que supone tener un ave grande y delicada. Los loros y demás psitaciformes no solo son ruidosos y traviesos; algunos son tan inteligentes como un niño de tres años, y algunos pueden vivir hasta los 80 años. Aun así, su atractivo –el ecólogo Stuart Marsden califica a los loros y afines como "los humanos del mundo de las aves"– puede ser irresistible. Son aves muy sociales e inteligentes que crean fuertes vínculos con sus propietarios. Si a eso su­mamos su capacidad para imitar las voces humanas, no es casualidad que posiblemente sean las aves de compañía más populares del mundo.Los loros y afines crean fuertes vínculos con sus propietarios. Si a eso sumamos su capacidad para imitar las voces humanas, no es casualidad que posiblemente sean las aves de compañía más populares del mundo. Sin embargo, en algunos casos esa popularidad los está perjudicando. Pese a los sólidos programas de cría que hay por todo el mundo, se siguen capturando ilegalmente del medio natural. Una razón es que las bandas criminales que han ganado miles de millones de euros con el tráfico de animales como elefantes y rinocerontes han añadido estas aves a su lista. Se sabe de cacatúas enlutadas que han alcanzado un precio de casi 25.000 euros en el mercado negro. El comercio ilegal de loros y afines campa a sus anchas en Latinoamérica y en el Caribe, donde la legislación puede ser laxa o difícil de aplicar. "Si te compras un loro en Estados Unidos, la probabilidad de que haya sido criado en cautividad es del 99 %", dice Donald Brightsmith, zoólogo de la Universidad de Texas A&M dedicado al estudio de los guacamayos de Perú. Pero "si estás en Perú, Costa Rica o México, la probabilidad de que sea un ejemplar salvaje capturado es del 99%".La demanda de mascotas, sumada a la deforestación y la pérdida de hábitat, es la principal causa de que los loros y afines estén en peligro de extinción. De las aproximadamente 350 especies que hay, todas menos cuatro requieren protección según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). La especie más codiciada es, con diferencia, el loro yaco, el más parlanchín de todos. Según la CITES, durante las últimas cuatro décadas al me­nos 1,3 millones de estos loros africanos se han exportado legalmente desde los 18 países en donde habitan. Pero probablemente cientos de miles más hayan muerto durante el viaje o hayan sido arrebatados de los bosques lluviosos de África occidental y central.El mercado principal se sitúa en Sudáfrica, el mayor exportador de loros yacos. Tradicionalmente la mayoría de los pedidos llegaban desde Estados Unidos y Europa, pero el temor a la gripe aviar y las leyes que restringen el tráfico de aves han acabado con estos mercados. Y el vacío lo ha llenado Oriente Próximo, región a la que Sudáfrica exportó miles de loros yacos en 2016. Aquel año la CITES tomó la controvertida decisión de añadir el loro yaco al Apéndice I, categoría que incluye las especies en peligro de extinción. Para seguir exportando, ahora los criadores deben demostrar a los inspectores de la CITES que sus loros yacos se han criado en cautividad y no han sido capturados en la naturaleza. La mayoría de los pollos nacidos en cautividad llevan en la pata un anillo identificador permanente. Es posible que los traficantes ilegales hayan descubierto un modo de anillar ejemplares salvajes, así que no siempre es fácil distinguir unos de otros. Pero podría haber una solución.Según la CITES, durante las últimas cuatro décadas al me­nos 1,3 millones de estos loros africanos se han exportado legalmente desde los 18 países en donde habitan. Investigando diferentes perfiles genéticos, científicos de la Universidad de KwaZulu-Natal, en Sudáfrica, esperan desarrollar un método genético para determinar si un ave es salvaje o criada en cautividad. Este estudio podría conducir a un test que permita al criador, al comprador o al inspector del aeropuerto tomar una muestra de un ejemplar y descubrir su origen de forma inmediata. Un enfoque similar se basa en el uso de isótopos químicos en las plumas de los loros para descubrir su dieta y así determinar su lugar de origen. En los últimos años se han producido algunos avances prometedores: Arabia Saudí y la Unión de Emiratos Árabes –países que al principio se negaban a implantar las restricciones de la CITES– han anunciado que dejarán de importar loros yacos salvajes. También ha habido éxitos en el ámbito de la conservación. Un ejemplo es el de la amazona puertorriqueña, especie en peligro crítico que llegó a contar con solo 13 individuos en la década de 1970. Entonces se lanzó un programa de cría en cautividad y se instalaron cajas nido hechas con tubos de PVC. Ahora hay cientos de ejemplares salvajes y cautivos, aunque dos huracanes en 2017 causaron un retroceso en la población. Según los conservacionistas, el desafío a largo plazo es convencer a la gente de que estas aves son algo más que esos divertidos compañeros de los piratas, en cuyos hombros van posados, o que unas mascotas que cantan canciones y sueltan tacos desde una jaula. Son cientos de especies que viven en libertad en casi todos los continentes, un conjunto de aves ruidosas y coloridas que en poco tiempo podrían desaparecer.

Investigación...

Investigación y Ciencia: Actualidad científica

Noticias de actualidad del ámbito científico de Investigación y Ciencia